Cuando hay una sola acusada

Dolores Dreier ha sido acusada del asesinato de su mejor amiga. Dos años después del hecho, se prepara para el juicio aislada en la casa, junto a su familia que intenta de todo para mostrar su inocencia. Pero a medida que el proceso avanza y la presión aumenta, los secretos y la sospecha aparecen en el seno familiar. Acorralada por cierta evidencia, Dolores deberá enfrentarse a la exposición pública y a un recuerdo que la atormenta.

Una manera ¿discutible? de contar la historia

Como en los thrillers clásicos, hay un crimen y al menos un sospechoso. Sin embargo, de las películas típicas del género sólo tiene eso. Los realizadores han decidido centrarse en la forma en la que incide el asesinato en la vida de la única acusada, de su familia y sus otras amigas y de la madre de la víctima.

Esta elección, para mí, presenta pros y contras. Por un lado, nos deja escenas muy interesantes protagonizadas por la sospechosa, su abogado y sus padres. El contacto con los medios de comunicación, la preparación para el juicio, los días de citación en el juzgado. Por otro lado, nos priva de la intriga y las sorpresas y nos entrega un poco tarde algunas pistas.

Conclusiones personales

En suma, la actuación de la protagonista me ha resultado una sorpresa, más satisfactoria de lo que me esperaba. El resto de los actores cumple muy bien, no he encontrado momentos forzados ni fingidos.

Acusada no es una película para el olvido. Por el contrario, diría que me ha enganchado y entretenido bastante más que otras varias producciones argentinas.