Unidas las chicas somos más fuertes

Las chicas del cable se encuentran de vuelta. Lidia se casa con el hombre que ama. Ángeles recibe una alternativa para librarse de la cárcel. Marga debe lidiar con una verdad de Pablo. Carlota y Sara llevan más lejos su lucha por los derechos de las mujeres. En fin, de nuevo se enfrentan a momentos trascendentales, diferentes peligros y situaciones inesperadas. Ellas saben que para conseguirlo la clave es mantenerse siempre juntas.

Por qué continúa gustándome
  • En cada episodio escuchamos la voz en off de Lidia que habla sobre el tema que le da el nombre al capítulo.
  • La tramas se complican cada vez más hacia los finales y desconocemos cómo se resolverán.
  • Las protagonistas funcionan muy bien juntas, su química es indudable.
  • En todos los conflictos está presente la lucha de la mujer por sus derechos y/o por alcanzar sus objetivos.
  • No hay episodio que no muestre la fuerza del amor en sus distintas formas, frente a frente con la maldad y el odio.
Conclusiones personales

Una vez más, Las chicas del cable me enganchó de inicio a fin. Es una de esas producciones de época que uno mira en detalle para disfrutar mejor. Tiene buen ritmo y una guion interesante que atrapa.

Si le criticaría algo, sería que por momentos se vuelve una telenovela, casi un culebrón. Sin embargo, me entretiene tanto que no puedo abandonarla.

 

Seguidores y fanáticos: tendremos una cuarta temporada en el 2019. Y para los que todavía no la vieron, no se la pierdan.