Me declaro una fan de las series de época… Es innegable su encanto (los escenarios, la ambientación, el vestuario, la caracterización de los personajes). Y si, además, cuentan historias de amor y de lucha las coloco en el top ten.

Situada a fines de la década de 1920, Las chicas del cable (original de Netflix) presenta a cuatro mujeres fuertes, muy distintas entre sí, que comienzan a trabajar en la Compañía de Telefonía de Madrid. Son mujeres decididas, dispuestas a ir tras sus sueños y objetivos. Pronto forman un verdadero vínculo de amistad que será clave para no abandonar la búsqueda de la libertad. Juntas deberán enfrentarse a los abusos, la violencia, los celos, la envidia y la discriminación.

Esta serie dramática engancha desde los primeros minutos y tiene finales que dejan con ganas de más.

P.D.: Se espera con ansias el estreno de la segunda temporada en diciembre.