Y antes de terminar el año me puse a recordar. ¿Cuáles podrían ser esas tres historias que me llevo del 2017? ¿Qué películas me convencieron o superaron las expectativas? Por lo que cuentan, por lo que muestran, por lo que dejan y/o por cómo lo hacen, me quedo con los siguientes filmes:

Piratas del Caribe: La venganza de Salazar

En esta nueva aventura, el capitán Jack Sparrow se enfrenta a un grupo de piratas-fantasma comandados por una de sus viejas némesis, el terrorífico capitán Salazar. La única posibilidad de Sparrow para salir con vida es encontrar el legendario Tridente de Poseidón, un poderoso artefacto que le da a su poseedor el control de los mares. Él no está solo, lo acompañan caras conocidas y nuevas incorporaciones. Más divertida que la anterior, cumple con lo que promete.

Contratiempo

Nada tiene que ver con el tercer puesto. Thriller español lleno de intriga y suspenso, que atrapa y sorprende como pocos. El protagonista, Adrián Doria, un joven y exitoso empresario, despierta en la habitación de un hotel junto al cadáver de su amante. Acusado de asesinato, decide contratar los servicios de Virginia Goodman, la mejor preparadora de testigos del país. En el transcurso de una noche, asesora y cliente trabajan para encontrar una duda razonable que le libre de la cárcel.

La Bella y la Bestia 

Y, sin duda, mi favorita del 2017. Será por la magia, por la historia de amor, por los personajes entrañables, por la música que emociona o por la nostalgia que me dio volver a mirar esa película, ahora en imagen real. Tierna, entretenida y emocionante. Por algo habrá sido la más taquillera del año.

P.D.: ¡Por un 2018 con más historias inolvidables!