Sin duda, las películas con figuras femeninas luchadoras, valientes, decididas y perseverantes me resultan inspiradoras. Las siguientes cinco historias no son la excepción.

Magia más allá de las palabras (2011) cuenta la vida de la escritora J. K. Rowling, creadora de la saga de Harry Potter. Desarrolla las dificultades que tuvo que pasar, los riesgos que debió tomar y las desgracias que tuvo que sufrir, además de la posterior fortuna que pudo alcanzar.

En Colonia Dignidad (2015), una joven alemana se arriesgará para intentar ayudar a escapar a su pareja, secuestrado por la policía secreta de Pinochet, durante el golpe de Estado de Chile en 1973.

Durante La habitación (2015), una madre y su pequeño hijo viven varios años encerrados en una habitación. Allí la mujer trata de darle al niño la mejor vida posible; pero a medida que crece, la curiosidad del pequeño aumenta y lleva a la mamá a pensar en la posibilidad de un plan para huir.

Joy (2015) presenta a una madre soltera que debe enfrentarse al mundo de los negocios cuando crea un exitoso elemento para el hogar, que la convierte en una reconocida empresaria.

En Miedo profundo (2016), una joven que surfea en una playa solitaria queda atrapada en un islote a solo cien metros de la costa. Deberá enfrentar a un enorme tiburón blanco que se interpone entre ella y la otra orilla.

Son historias fuertes y emocionantes, que nos enseñan a no bajar los brazos, a luchar y a creer en la fuerza que tenemos dentro.