Vamos a pensar en los pequeños

Como se acerca el Día del niño, se me ocurrió elegir algunas películas que podemos mirar en familia. Son historias divertidas que involucran a los más jóvenes y/o pequeños. ¿Por qué no dedicarles a ellos un buen plan en su día?

Por eso, en esta ocasión, comparto con ustedes cinco comedias familiares.

Un viernes de locos

En el comienzo, una madre y una hija, muy diferentes, tienen dificultades para entenderse la una a la otra. Un día, dos galletas chinas de la Fortuna provocan un gran cambio en sus vidas. A la mañana siguiente, la mujer y la adolescente se encuentran con sus cuerpos intercambiados. Poco a poco, empiezan a comprenderse, pero les urge volver a la normalidad.

Pequeños

Entrenando a papá

Joe Kingman, jugador de fútbol americano, es un hombre soltero, famoso y millonario que lleva una vida de ensueño. Todo cambia repentinamente cuando descubre que tiene una hija de siete años. Ahora, en el momento más importante de su carrera, debe ingeniárselas para compatibilizar entrenamientos, fiestas y citas con la responsabilidad de ser padre.

Pequeños

Hotel para perros

Después de que los tutores de Andi y Bruce les prohíben tener una mascota, los chicos tropiezan con un hotel abandonado y lo transforman en un mágico paraíso perruno para su perro Viernes y para todos sus amigos. Cuando los ladridos de los perros hacen sospechar a los vecinos, Andi y Bruce emplean su astucia para evitar que alguien descubra “quién dejó entrar a los perros”.

Pequeños

Alexander y un día terrible, horrible, malo… ¡muy malo!

Un día, Alexander, un niño de once años, se despierta con un chicle pegado al pelo. A partir de ese momento, todo comienza a ir de mal en peor. Aunque el chico le cuenta sus desgracias a su familia, ninguno de ellos le hace demasiado caso.

Pequeños

Guerra de papás

Brad Whitaker, un ejecutivo recientemente casado, intenta ganarse el afecto de los hijos de Sarah, su esposa. Cuando parece que lo está logrando, Dusty, el padre de los dos niños, regresa a la ciudad. Surge, entonces, una fuerte rivalidad entre los dos papás. Brad trata de integrarse en su nueva familia y Dusty pretende reconquistar a su exesposa y a sus hijos.

Puntos en común
  • Sacan más de una sonrisa o una carcajada genuina.
  • Cuentan con personajes entrañables que hacen las historias aún más simpáticas.
  • Presentan un buen ritmo y guiones sencillos que lograrán atrapar a cualquier chico.
Conclusiones personales

En todos los casos, considero que son películas entretenidas, agradables y, por momentos, tiernas y/o emotivas.

¿Quieren separar a los más jóvenes de la computadora o el celular? Con estas opciones, disponibles en Netflix, seguro puedan conseguirlo.