La historia de Deep Water

Situada en Bondi, una playa de Australia, la miniserie Deep Water sigue a los detectives Tori y Nick. Cuando los asignan a un brutal caso de asesinato, descubren que el hecho podría estar conectado con las inexplicables muertes y desapariciones de hombres homosexuales, en las décadas de 1980 y 1990. Ahora, el asesino usa una aplicación de citas para atraer a sus víctimas. Cualquier persona que la use se encuentra en peligro.

Los sí de la serie

Esta producción cuenta con cuatro episodios de poco más de cincuenta minutos cada uno. Sin duda, esto amerita a mirarla en uno o (como mucho) dos días. Como digno thriller policial, genera la tensión y el suspenso característicos y posee una atmósfera inquietante. Es imposible no distraerse con la belleza de las costas australianas, donde suceden algunas de las escenas más significativas.

Deep Water tiene una historia interesante, un buen guion y un final realmente emotivo frente a la inmensidad del mar.