La historia de Set It Up: El plan imperfecto

Set It Up inicia con dos jóvenes asistentes que sufren a los jefes más exigentes y comparten el mismo edificio de trabajo. Cuando se conocen, se les ocurre ingeniar un plan para que sus contratantes los dejen en paz: hacer que se enamoren.

Por qué me gustó
  • Cuenta con un reparto más que satisfactorio, que consigue salvar algunas debilidades del guion.
  • Se nota la buena química que hay entre Zoey Deutch y Glen Powell, los jóvenes que protagonizan.
  • Sigue a los protagonistas por algunos de los escenarios más representativos de Nueva York, como la terraza de un edificio y la tribuna de un estadio de béisbol.
En qué no me convenció
  • Presenta un guion que, en ciertas partes, flaquea y no resuelve de la mejor manera.
  • Carece de grandes momentos de humor, son pocas las risas reales que genera.
Conclusiones personales

Pese a no estar en mi lista de comedias románticas favoritas, Set It Up me mantuvo entretenida durante su hora y cuarenta de metraje. Me resultó una película agradable y tradicional, pero sumamente encantadora.

Si les gusta el género, adoran Nueva York y quieren un buen plan para una tarde, ¿qué esperan para mirarla?