La historia de Si Dios quiere

Desde el inicio, conocemos a Tommaso, un cardiólogo importante, que no cree en Dios y que vive con su esposa. Cuando uno de sus hijos les anuncia que quiere hacerse cura, la familia se revoluciona y Tomasso pierde el control de su vida.

A su pesar, le pedirá ayuda a su yerno, al que no le tiene alta estima, y acabará metido en líos y confusiones.

Por qué la recomiendo

Esta producción italiana propone una historia entretenida, con situaciones que fluyen, buen ritmo y destacables momentos de humor. Aunque pierde su gracia en ciertas ocasiones, cuenta con nombres talentosos que salvan las escenas que no funcionan.

Si Dios quiere es una comedia que nos hace reflexionar y nos entrega varios mensajes sobre aquello que debe importarnos. Si bien el final no me convence, presenta sorpresas simpáticas y bellos paisajes italianos que me dejaron más que satisfecha.