Durante la Guerra del Rif, en 1921, un grupo de enfermeras novatas de la clase alta de Madrid, con la duquesa al mando, abren un hospital en Melilla para atender a los soldados heridos. Allí forman lazos de amistad irrompibles y descubren al verdadero amor.

Tiempos de guerra cuenta, hasta el momento, con una temporada de 13 episodios, cada uno de ellos emocionante y entretenido. Personajes entrañables, ritmo constante, situaciones emotivas, clima de tensión y finales inesperados la vuelven apasionante.

Sin duda, esta serie española ha cumplido su objetivo: enamorar y emocionar a su público.

P.D.: Después del final, espero una segunda temporada.