Hay pocas telenovelas que uno puede mirar más de una vez, pocas telenovelas que uno recuerda aunque pasen los años, pocas telenovelas que suelen emitir cada tanto, porque siempre son vistas.

La colombiana Pasión de gavilanes (2003-2004) es la versión más exitosa de la historia de tres hermanos que buscan vengar la muerte de un ser querido, pero que se acaban involucrando con las hijas del supuesto responsable.

Las otras versiones también fueron reconocidas, pese a que no llegaron a tanto. Una de las últimas fue la estadounidense Tierra de reyes (2014-2015), con varios cambios eficaces, más actual y casi igual de apasionante.

Esta es una historia de amores, de pasiones y de odios, que atrajo y atrae a un público muy diverso.

Traiciones, engaños, venganzas, secretos, encuentros y desencuentros en más de 150 capítulos entretenidos, simpáticos, cautivantes y emotivos.